Comparador de Hipotecas variables

Comparativa con las mejores ofertas de hipotecas variables


cuenta autonomo

ING - Hipoteca NARANJA Variable

  • Sin comisiones ni gastos. 
  • Desde Euríbor + 1,11%
  • 1,99% TIN primer año (1,77% TAE Variable)

*Consulta la información y condiciones actualizadas en su web.

+ Info

hipoteca

ABANCA - Hipoteca Mari Carmen Variable*

  • Posibilidad de aplazar el pago hasta 24 mensualidades
  • Máximo de 30 años de plazo para abonar el pago.
  • Euríbor +0,99% desde el segundo año.

*Consulta la información y condiciones actualizadas en su web.

+ Info

hipoteca

EVO - Hipoteca inteligente*

  • Si el Euríbor sube, tu diferencial baja.
  • Sin comisiones: ni de apertura, ni de estudio.
  • 1 año gratis de seguro de vida y 2 años en protección de pagos.

*Consulta la información y condiciones actualizadas en su web.

+ Info

hipoteca

Liberbank - Hipoteca AHORA*

  • Tipo de interés Euríbor 12 meses +0,89% tras 18 meses.
  • Sin comisiones de apertura ni estudio.
  • Sin compensación por desistimiento por amortización parcial.

*Consulta la información y condiciones actualizadas en su web.

+ Info

Hipotecas variables: todo lo que deberías saber

Las hipotecas a tipo variable son las más habituales y populares. Se caracterizan por tener un interés que varía en función del referente que se haya especificado en el contrato. Este indicador de referencia suele ser el euríbor, aunque existen otros tipos, como el míbor, el CECA o el IRPH. El estado de la economía (nacional e internacional) hace que estos índices suban o bajen. Estas subidas y bajadas son las que harán que la cuota de nuestra hipoteca suba o baje.

Así, las hipotecas variables tienen un precio que aparece formulado de la siguiente manera: 1,5% +E. En este ejemplo, lo que se pagaría al mes de intereses sería un 1,5% de intereses más el porcentaje actual del euríbor. A día de hoy, se pagaría un 0,1%, pero en 2008 habrías pagado más de un 6% (la suma de tu 1,5% de interés más el euríbor, que estaba en más de un 4%). 

FAQ SOBRE HIPOTECAS VARIABLES

Principales características de una Hipoteca variable

La principal característica de una hipoteca variable, como su propio nombre indica, es que las cuotas que se pagan pueden variar con el paso del tiempo. Cada cierto tiempo (normalmente es un año) se revisará tu hipoteca y se harán cambios en las cuotas que pagas dependiendo del estado del tipo de referencia que escojáis tú y el banco (que normalmente es el euríbor, aunque hay otros)

Así, los intereses de una hipoteca variable se componen de un porcentaje fijo (por ejemplo, un 1,5%) más el estado del euríbor (en este momento, un -1,4%, pero recuerda que esta cifra varía diariamente). 

Ventajas de contratar una hipoteca variable

La ventaja de una hipoteca variable es que suele tener unos intereses más bajos que las hipotecas fijas. Las cuotas suelen ser más económicas que las de las demás hipotecas, pero debes tener en cuenta que siempre pueden subir.

¿Qué tener en cuenta antes de firmar una hipoteca variable?

Anter de firmar tu hipoteca variable (y también cualquier otra), asegúrate de haber analizado tu situación financiera y personal. Piensa en el futuro y en cómo pueden subir los índices de referencia porque serán los que cambien el precio de tus cuotas.

Asegúrate también de saber lo que firmas. Aunque pueda parecer un consejo obvio, son muchos los clientes que creen estar firmando una hipoteca con euríbor y en realidad tienen otro tipo de referencia. No hay tipos que sean mejores que otros, pero debes conoces cuál será el tuyo para negociar bien tus condiciones y saber lo que pagas.

¿Influye el Euríbor en el precio de una hipoteca variable?

, si el euríbor es el índice de referencia que tienes en el contrato de tu hipoteca. Existen otros índices, como el míbor o el IRPF, que son independientes del euríbor. En cualquier caso, cuanto más bajos estén estos índices, menos pagarás en tus cuotas.

¿Me interesa una hipoteca a interés fijo o una variable?

Esto depende de cada situación y es muy personal. Si te ves capaz de afrontar econónomicamente las subidas o bajadas de los tipos de referencia, puedes optar por una hipoteca variable. Recuerda siempre evaluar tus finanzas y tomar una decisión acorde con tu estilo de vida. Te recomendamos que calcules el precio de tu cuota simulando un euríbor muy alto (por ejemplo, del 6%). Si aún así puedes asumir la cuota, es una buena señal de que puedes firmar tu hipoteca y la podrás pagar holgadamente en el futuro.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

OK